Durante las vísperas de Pascuas, la Municipalidad de Puerto Madryn, junto a numerosos voluntarios, asistió con viandas a unas 4000 familias de la ciudad. La cruzada solidaria convocó a colaborar a diversos sectores del ámbito privado, público y gremial. En ese contexto, el Jefe Comunal explicó que esta cuarentena se trata de una situación extraordinaria que afecta a todos sin distinción de clase, “es por eso que desde este Ejecutivo vamos a estar cerca de cada vecino”.

Además, Gustavo Sastre expresó: “Nos tocan tiempos difíciles, sobre todo a los sectores que más se están viendo afectados con la paralización de la actividad productiva y económica en cumplimiento de la cuarentena. Quiero que sepan que no están solos, cuentan con nuestro incondicional acompañamiento. Esta pandemia no discrimina entre ricos y pobres, esta crisis nos afecta a todos por eso tenemos que estar más unidos que nunca”.

“Durante el viernes y el sábado hemos logrado un número de asistencia extraordinario, alcanzando a 4000 familias, para que en estas Pascuas puedan tener un plato de pescado en sus hogares. No hubiera sido posible sin el compromiso de privados, agrupaciones sindicales y Transportes Oliver, todos voluntarios que de forma solidaria y desinteresada se acercaron a colaborar en cada uno de los pasos que implicó esta gran movida”, valoró Sastre.

Por último, remarcó que “desde Madryn seguiremos priorizando el período de cuarentena y respetando los lineamientos que transmitió a toda la población el presidente, Alberto Fernández. En los próximos días estaremos anunciando cómo se aplicarán en nuestra ciudad para continuar sin circulación local del virus”.