El Centro de Formación Profesional Nº 657 de Lago Puelo construye una instalación fotovoltaica

El Centro de Formación Profesional (CFP) N° 657 es una de las instituciones educativas provinciales que accedió al financiamiento del Programa de Crédito Fiscal del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) y enfocará su proyecto al desarrollo y capacitación en energías renovables.
Gracias a los fondos otorgados por el Banco del Chubut, patrocinador del programa, la institución incorporó equipamiento y herramientas didácticas que serán destinadas para generación, uso, manejo, instalación y simulación del sol como fuente de energía.
El equipo directivo señaló que esta iniciativa es una gran oportunidad para posicionar a la provincia del Chubut y a la formación profesional como actores en un nuevo escenario de cambios, procesos y transformaciones, producto de una nueva especialidad potencialmente prometedora: el campo de las energías renovables.
“Las posibles fuentes de generaciones energéticas, las inversiones consolidadas en nuestra provincia, la Ley de Generación de Energía Distribuida, los antecedentes comerciales, el nuevo campo laboral y profesional, entre otros, evidencian una fuerte e inevitable articulación del servicio educativo, con el trabajo y la producción”, remarcaron.
Proyecto en marcha
Los componentes de la instalación fotovoltaica de 3kWp fueron ubicados en la sede del CFP junto con termotanques solares de distintas tecnologías.
Con estos fondos la institución logra tener a disposición un banco didáctico fotovoltaico de relevancia pedagógica, a través del cual se procurará la transferencia de capacidades y competencias.
Isidro Cottet, director del establecimiento, indicó que el cursado de las instancias formativas de esta primera etapa, se enmarca dentro de las denominadas capacitaciones laborales en la formación profesional. “En este período, dedicaremos nuestros esfuerzos a la fuente de abastecimiento solar. Por lo tanto, abordaremos la conversión fotovoltaica y solar térmica. La modalidad de cursado de nuestra capacitación es íntegramente a distancia con una carga horaria de cien horas reloj. La responsabilidad académica quedó a cargo del ingeniero electricista Jorge Chemes, profesional de reconocida trayectoria en la temática de las energías renovables”, dijo.
Desde el centro de formación cordillerano destacaron la oportunidad que brinda este tipo de programas. “Es algo que nos honra, por lo tanto, nuestra responsabilidad es doble. Primero porque el financiamiento proviene de instituciones provinciales como el Banco del Chubut, y paralelamente porque pone en valor nuestros propios potenciales, acercando estas inversiones, en beneficio de la comunidad que nos vio nacer”.