En el marco del Día del Bibliotecario y la Bibliotecaria que se celebra cada 13 de septiembre, desde la Subsecretaría de Cultura del Municipio dieron a conocer el resultado del concurso de Logo de la Biblioteca Pública Municipal “Domingo Faustino Sarmiento”.

La propuesta, que se desarrolló entre el 8 de julio y el 2 de septiembre, contó con la participación de 10 concursantes de los cuales 4 fueron seleccionados. Las finalistas fueron Ana Luz Bonaudo; Julieta Pratesi; Mariana Contini y Antonella Giambartolomei, quien finalmente obtuvo el premio.

El jurado estuvo conformado por el responsable del área de Cultura, Diego Lacunza; el Diseñador Gráfico de la Secretaría de Educación, Cultura y Deportes, Emanuel Almirón y la Directora de la Biblioteca, María de los Ángeles Meza.

Entre los criterios de valoración definidos en las Bases y Condiciones se precisó la  facilidad de identificación de la propuesta con la institución, el diseño innovador, creativo y tecnológico, la adaptabilidad a cualquier soporte de difusión de la documentación de la institución y que la propuesta sea original y no haya sido presentado a otro concurso ni obtenido premio alguno.

El logo ganador consta de una imagen que representa un caleidoscopio y el texto correspondiente al nombre de la institución. Para la elección tipográfica se tuvo en cuenta el vínculo de la biblioteca con otras áreas del municipio.

Antonella fundamentó su trabajo diciendo: “sobre el paradigma social de la biblioteca pública, giran una serie de paradigmas sociológicos destinados a todos los grupos que conforman la sociedad. Paradigmas tales como el educativo, el cultural, el popular, el comunitario, el indígena, el multicultural y otros quizás aún indistinguibles”. Esto genera una “perspectiva caleidoscópica” que configura y engarza la “misión social” atribuida a las bibliotecas públicas de acuerdo con una evolución histórica caracterizada por una serie de claroscuros. Del cumplimiento de su misión pensamos que depende el “impacto social”. Este impacto social converge con la puesta en valor de esta institución y su actualización en cuanto a la necesidad de empezar a abarcar nuevos espacios de difusión. La biblioteca es parte fundamental de la ciudad, ya que guarda el archivo de 86 años y es el punto de encuentro y difusión de la cultura del libro.

El caleidoscopio como objeto por el cual se ven distintas formas y figuras dependiendo a donde se enfoque nos brinda distintas perspectivas, lo que resulta pertinente para simbolizar tanto el aspecto de la relación de la biblioteca con la sociedad, como también para representar lo lúdico de las actividades y el entretenimiento, además de la variedad de posibilidades de formación y transformación social que puede ofrecer la institución.”