El municipio se sumó a las jornadas de reflexión por el “último día de libertad de los pueblos originarios”

El secretario de Gobierno, Martín Ebene, estuvo en el izamiento de la bandera Mapuche-Tehuelche que se hizo a las 0 horas en la plaza San Martín, mientras que la subsecretaria de Gobierno, Lucila González, se hizo presente en el evento que se desarrolló esta mañana en el Centro Científico Tecnológico – Centro Nacional Patagónico

En la jornada de hoy se desarrollaron distintas acciones enmarcadas en el “Último Día de Libertad de los Pueblos Originarios”. Concretamente, a las 0 horas se llevó a cabo el izamiento de la bandera Mapuche-Tehuelche en la plaza San Martín, donde estuvo presente el secretario de Gobierno, Martín Ebene.

En tanto, a las 10 de la mañana se desarrolló el acto de izamiento de la bandera Mapuche-Tehuelche en el Centro Científico Tecnológico – Centro Nacional Patagónico (CCT CONICET – CENPAT). Allí, estuvo presente la subsecretaria de Gobierno, Lucila González, junto a autoridades nacionales, provinciales y de las comunidades originarias de Puerto Madryn.

Vale remarcar que en ambas actividades también estuvo presente el director de Asuntos Indígenas, Cándido Sayhueque.

De este modo, la Municipalidad de Puerto Madryn se suma a la jornada de reflexión. Esta fecha, a la luz de los acontecimientos acaecidos en el territorio patagónico en los últimos días, obliga a convocar al diálogo y a la coherencia para tratar los temas que nos unen y encontrar en las diferencias puntos en común para una convivencia pacífica.

La bandera

Cabe recordar que la bandera Mapuche-Tehuelche está reconocida a través de la Ordenanza 10007/2017, sancionada el 28 de septiembre. La misma establece en su artículo 1º incorporar dentro de las banderas de ceremonias a la bandera de los pueblos originarios identificada con los colores amarillo, blanco y azul y una punta de flecha de adoptada por unanimidad en la Asamblea General de la Primera Reunión Provincial de Caciques y Comunidades Aborígenes.

Asimismo, la Carta Orgánica Municipal establece en su artículo 90 que el Municipio reconoce la preexistencia de los pueblos originarios y promueve el ejercicio a la libre determinación en el marco de la pluriculturalidad y nacionalidad. También, promueve el respeto y valoración de la identidad cultural, creencia religiosa, espiritualidad y prácticas.