El Gobierno del Chubut participó de encuentro sobre delitos ambientales

El secretario de Bosques planteó la importancia de hacer hincapié en la gestión de recursos naturales y en la planificación del territorio, siendo necesario seguir profundizando una agenda regional de prevención.

El Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Bosques que conduce Rodrigo Roveta, participó días atrás de un curso sobre incendios forestales organizado por la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” (UNPSJB) Sede Trelew.

En el marco de este encuentro virtual coordinado por la Casa de Altos Estudios, el titular de la cartera de Bosques del Chubut disertó sobre la problemática de los incendios forestales en zonas de creciente expansión urbano-forestal de la cordillera.

Durante la presentación, Roveta brindó detalles sobre las principales estadísticas de incendios forestales en la provincia durante los últimos 10 años, cantidad de focos y superficie afectada, como así también las principales causas registradas.

En la conferencia hizo un breve recorrido sobre los principales programas de trabajo institucional sostenidos en el tiempo en el marco de las actividades de manejo del fuego que la Secretaría de Bosques impulsa.

Además, hizo un análisis de lo que se viene observando en las últimas temporadas sobre las condiciones ambientales propicias para el desarrollo de incendios en la región, sumado a la creciente complejidad visualizada en zonas de interfase urbano-forestal.

El secretario de Bosques enfatizó que las problemáticas de los incendios forestales van más allá de las acciones de control una vez desencadenado el evento.

El funcionario planteó la importancia de hacer hincapié en la gestión de recursos naturales y en la planificación del territorio, siendo necesario seguir profundizando una agenda regional de prevención.

Dijo que estas pautas de prevención deben incluir mejoras en los sistemas de monitoreo y alerta temprana; los programas de educación; la promoción de mejores prácticas con involucramiento de pobladores y productores rurales; el incremento del manejo preventivo, generando una mayor apropiación de distintos actores sociales en conductas consecuentes al ámbito donde se habita para lograr comunidades menos vulnerables a estos tipos de siniestros.