El municipio se compromete con la reducción de plásticos

El municipio se compromete con la reducción de plásticos

  • Post Author:
  • Post Category:NOTICIAS

Tras la aprobación de la Ordenanza 11.252, que contempla la prohibición de los sorbetes plásticos de un sólo uso y prevé la extensión a futuro de otro tipo de elementos, la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental de la Municipalidad de Puerto Madryn realiza campañas de difusión, educación y concientización sobre la normativa tendiente a la eliminación de plásticos y sus derivados.

A través de su Dirección de Educación Ambiental, el área municipal comenzó a desarrollar campañas de comunicación a través de sus agentes en la peatonal céntrica. Durante la actividad, se informó sobre los impactos del uso de este tipo de materiales y, al mismo tiempo, se realizaron grafitis con mensajes sobre el descarte de plásticos en la vía pública y su impacto en el mar. En esta primera etapa, se realizaron desde el muelle Storni por la avenida Julio A. Roca hasta Albarracín y por el boulevard Brown, desde Roque Sáenz Peña hasta avenida Gales. En una segunda etapa, este tipo de mensajes se extenderán a lo largo de toda la rambla.

 También se llevan a cabo actividades lúdicas y pedagógicas en distintas colonias de verano de las que participa el área, tanto la Colonia de la Muni como otras puestas en funcionamiento por distintas instituciones de la ciudad.

 En forma paralela, ya inició la planificación para el año lectivo 2020 con la idea de implementar a través del programa ¨Educación Ambiental Va a Tu Escuela ¨ distintos proyectos vinculados con esta temática. De este modo, se quiere generar conciencia, disminuyendo y eliminando la utilización y el descarte de este tipo de materiales que tanto daño hacen a nuestro ecosistema.

Cabe mencionar que este material está entre los elementos que mayores problemas traen a nuestra fauna y flora marina, tardan miles de años en degradarse provocando un verdadero desastre a su paso. Se estima que el 90% de las aves marinas, ballenas, delfines y otras especies han ingerido distintos plásticos, falleciendo más de la mitad. Generan además demanda de recursos no renovables, produciendo toxicidad y contaminación. Más impactante son estos datos cuando se contrasta con el uso que se les da; se utilizan una sola vez y por escasos minutos produciendo daños eternos. Por ejemplo, un restaurante desecha aproximadamente 45.000 sorbetes al año.